El misterioso mundo del Pencak Silat un poco menos misterioso

Por Diego Ruiz

 

El Pencak Silat parece tener un aspecto muy marcado de espiritualidad, así como otras prácticas alrededor de las cuales hay una densa nube de misticismo…

 

Y de hecho ¡no queremos desvelar de golpe toda la diversión que hay detrás! pero vamos a intentar aclarar un poco más todo esto.
Para empezar, hay que entender que de la misma manera que por ejemplo, muchos estilos chinos están enraizados en la filosofía del budismo, o del taoísmo, el Pencak Silat suele estarlo –salvo algunos casos puntuales, en el sufismo. Aún y con esto, es importante aclarar que la práctica del Silat es laica y abierta a cualesquiera que sean las creencias del practicante.
Empecemos por hablar de kebatinam, o en ciertas escuelas, tenaga dalam. Mediante estos términos, estamos hablando de “trabajo interno”, refiriéndonos por interno a cosas tipo posiciones de yoga, respiración meditativa, o en general cualquier habilidad que pudiera considerarse propia de lo que se conoce como chikung duro. Estilos como Merpatih Putih por ejemplo están muy enfocados a ello. Todo esto tiene por origen la intensa influencia de prácticas hindúes que se ha recibido en estas zonas.
Hasta aquí estamos hablando de fenómenos que tienen representación dentro del mundo físico, y capacidades que son contrastables…

 

¿Hay algo más?
Algunas escuelas tienen prácticas muy basadas en la sugestión, o mediante las cuales uno puede auto-inducirse a ciertas suertes de trance, utilizando técnicas que podrían asemejarse a las de la programación neurolingüística o la hipnosis regresiva.
Otros estilos, llegado un punto someten a los practicantes a pruebas de fe desafiantes, como introducir las manos en ollas de aceite hirviendo o pasar toda la noche bajo el chorro de una cascada por citar algunos ejemplos… No son tradiciones viejas o fantasiosas, continúa haciéndose así hoy en día… (artículo entero en la revista).


leer_mas_pdf ◄ Volver Atrás