Historia del Judo catalán. 1958: El judo catalán se emancipa

 

Por la Comisión historia del Judo catalán

www.historiajudocatala.com

.

VIII Campeonato de Europa en Barcelona

.

La concesión del VIII Campeonato de Europa de Judo a la ciudad de Barcelona supone el reconocimiento, no solamente a nivel nacional sino también internacional, del trabajo realizado por Sensei Birnbaum y un grupo tenaz de primeros judokas que no escatimaron esfuerzos para divulgar y enseñar las cualidades del Judo en Catalunya.

.

La celebración de este campeonato (10 y 11 de mayo de 1958) conlleva un paso al frente del Judo Catalán. Catalunya, aunque muy novel en la práctica de este nuevo deporte, desarrolla un excelente papel en este campeonato: Enrique Aparicio en la categoría de 2º Danes se sitúa en la semifinal al ganar al holandés De Wald y al Alemán del Este Traeder, perdiendo la semifinal con el inglés Newman, que ganaría la categoría. José Pons en el Open, también repite 3º puesto, en octavos vence a Pretsch de Alemania del Este, en cuartos vence a Derone de Bélgica y pierde la semifinal con Anton Geesink que ganaría la final por 2ª vez. Una extraordinaria actuación de nuestros judokas en este campeonato. También queda 3º el Donostiarra Gómez Izaguirre.

.

España fue representada en la categoría de equipos por: Enrique Aparicio, José Pons, Víctor Gaspar, Gabriel Díaz, Pedro Casanovas.

.

Este Campeonato oficializó algunas novedades en las normas internacionales de competición. Las categorías de peso dieron mucho de qué hablar a favor y en contra. Se pasó de una a tres categorías de peso. En el anterior Campeonato de Europa en Rotterdam se habían aplicado de forma voluntaria.

.

Las categorías fueron:

– Ligero, menos de 68 kilos.

– Medio, menos de 80 kilos.

– Pesado, más de 80 kilos.

.

Había también competiciones para:

– 1º, 2º, 3º y 4º Dan

– Todas las categorías.

– Por Equipos.

.

En España tardaron todavía unos años en aplicar la nueva normativa. Hasta el año 1964 no se hicieron efectivas las categorías de peso.

.

El Maestro Henri Birnbaum tenía una posición crítica con respecto a esta nueva normativa, ya que consideraba que el Judo perdería su esencia: “adaptarse al peso y estatura del contrario buscando la máxima efectividad”. Mantuvo una postura que podríamos denominar maximalista “usted no busque ganar, usted busque un ippon”. Se lo escuché repetir en numerosas y numerosas ocasiones y personalmente sigo opinando lo mismo, aunque reconozco que un combate puede tener dos objetivos, “el Ippon” o “ganar”, son objetivos diferentes aunque el primero conlleve el segundo, (Ramón Díaz, alumno de Henri Birnbaum); “de todas formas lo realmente importante es que se haga Judo, olvidando las copas, medallas y títulos” (Henri Birnbaum, pág. 48, Tesina Esther Vilalta).

.

Su alumno y hexacampeón de España, César Páez Centella, considera que aunque la opinión de su Maestro era válida, añade: “Si bien es cierto que las categorías de pesos han hecho prácticamente desparecer la estrategia y la táctica competitiva del pequeño frente al grande y viceversa, pero no es menos cierto que dichas categorías han sido promotoras de un desarrollo insospechado dentro de nuestro deporte”.

.

Aunque la celebración del Campeonato de Europa de Judo en Barcelona represente un reconocimiento al judo catalán, es cierto que la enseñanza y divulgación de nuestro deporte en Catalunya seguía en manos del Maestro Birnbaum y su Club, “Academia de Judo y Jiu Jitsu de España” en Barcelona y algunos de sus alumnos en Sabadell, Manresa y poco más. La prensa del momento ya hizo eco y como bien manifiesta Fernando Fornells periodista de El Mundo Deportivo en su artículo del día 21 de febrero de 1958, “después de un primer periodo de introducción y expansión glorioso, éste se estanca. Por lo tanto la celebración de este campeonato brinda una magnífica oportunidad para la difusión de este deporte para salir de este estancamiento y demostrar que no es un deporte elitista, sino más bien un deporte especialmente indicado para la juventud”.

No es menos cierto que durante esta primera década el Judo practicado en Catalunya dominaba el panorama nacional.

.

Con la incorporación de Francesc Talens como ayudante permanente de Henri Birnbaum, se inicia una serie de nuevas actividades, como son las clases exclusivas para niños de las cuales salieron grandes judokas: Luis Malagarriga, José Luís Ventura, Moncho Sans y un sin más. En la formación de los infantiles, el tándem Birnbaum-Talens utilizaron como estímulo el sistema de puntos y estrellas. Consistía en recompensar en forma de puntos por medio de unas pequeñas cartulinas de diferentes colores; puntualidad, técnica y randori. Las estrellas, que eran de tela, las utilizaban para el pase de grados, tenían como objetivo alargar el cinturón naranja, hasta llegar a una edad razonable para poder pasar de grado, ya que tanto un Maestro como otro, no eran partidarios de que pasaran de este cinturón siendo muy jóvenes. El sistema consistía en que cuando llegaran a cinturón naranja, se les daba naranja y una estrella, naranja y dos estrellas, etc. –se les podía considerar como Danes naranjas y era un poco una declinación del sistema Kawashi–. Este sistema fue utilizado durante bastantes años por alumnos de Birnbaum en Cataluña y en la actualidad todavía se utiliza en el Judo Condal Club fundado por el Maestro Francesc Talens en el 1967…


leer_mas_pdf ◄ Volver Atrás