Sinogramas acerca del Jeet Kune Do

Por Francisco Jiménez Hernández

.

La mayoría de los conceptos terminológicos que provienen de las diferentes lenguas originarias de China asumen en occidente una transcripción fonética que se adapta a los caracteres latinos de escritura, es decir, su pronunciación se suele ver representada idiomáticamente en alguna de las versiones romanizadas (históricamente se han utilizado los sistemas occidentales Wade-Giles -de procedencia británica- y Yale -originario de Estados Unidos-); eso crea uniformidad y facilita al colectivo no asiático de practicantes el acercamiento a dichas lenguas. Sin embargo, investigar las diferentes maneras originales de representación gráfica y lingüística ayuda a reparar en sutiles matices de significado. El presente artículo se propone facilitar el reconocimiento y comprensión de algunos términos directamente relacionados con Bruce Lee y su particular concepción de las artes marciales, ofreciéndose diferentes formas válidas para referirse a cada concepto presentado: todas las expresiones analizadas se muestran en su versión romanizada más extendida y popular en occidente, también en su escritura tanto en chino simplificado como tradicional (cuando existan diferencias entre ambas) y en su equivalencia en los sistemas pinyin (para el mandarín) y jyutping (para el cantonés) en cuanto a pronunciación.

.

Es conocido que Bruce Lee nació en San Francisco (California, Estados Unidos) aunque su infancia transcurrió en Hong Kong durante los años cuarenta y cincuenta. En esa zona se habla el idioma cantonés (utilizado por setenta millones de personas), que es la lengua materna de Bruce Lee, aunque en realidad el idioma oficial de China es el mandarín, la lengua nativa más hablada del mundo con novecientos millones de hablantes. El cantonés y el mandarín tienen una pronunciación muy distinta, aunque ambas lenguas siníticas (es decir, pertenecientes a la familia de lenguas procedentes de China) tienen su representación escrita en forma de sinogramas (grafías originarias de la región de China destinadas a simbolizar un idioma). El cantonés utiliza los caracteres correspondientes a lo que en occidente se denomina chino tradicional; sin embargo, el mandarín es escrito en la forma conocida como chino simplificado, fuertemente promovido a partir de los años cincuenta por el gobierno de China con la intención de homogeneizar lingüísticamente a sus habitantes. Muchos de los caracteres que integran las versiones tradicional y simplificada son coincidentes, aunque algunos de los primeros fueron modificados derivando en los segundos con el fin de que resultase más sencillo su aprendizaje y uso (por ejemplo, la palabra técnica se escribe 術 en tradicional y 术 en simplificado). En la segunda mitad del siglo XX se diseñó en ese país un nuevo método de romanización del mandarín que rápidamente superó en uso a los sistemas creados anteriormente con ese fin; este nuevo sistema fue denominado hàn yǔ pīn yīn, aunque se conoce simplemente como pinyin (respecto al cantonés, actualmente la Sociedad Lingüística de Hong Kong recomienda romanizarlo en otro sistema denominado jyutping).

.

En China, a Bruce Lee se le conoce principalmente por su apodo Lee siu long, “Lee pequeño dragón”, pudiendo encontrarse en chino tradicional como 李小龍 (jyutping: lei5 siu2 lung4) o en chino simplificado como 李小龙 (pinyin: lĭ xiăo lóng):

Lee es la romanización del apellido familiar 李 (jyutping: lei5; pinyin: );

el término siu (小; jyutping: siu2; pinyin: xiăo) significa pequeño;

la palabra dragón: en chino tradicional es 龍 (jyutping: lung4) y en simplificado 龙 (pinyin: lóng).

.

No obstante, el nombre chino de Bruce Lee era Lee Jun Fan (李振藩; jyutping: lei5 zan3 faan4; pinyin: lĭ zhèn fān):

振 (zan3, zhèn) hace referencia a vibrar, elevarse con espíritu, resonar;

藩 (faan4, fān,) significa literalmente frontera, valla.

.

Tal vez el sentido literal original podría ser algo así como vibra/resuena/elévate con espíritu sobre las fronteras, un nombre que a menudo se ha interpretado como premonitorio del regreso de Bruce Lee a los Estados Unidos para triunfar como instructor de artes marciales y estrella del celuloide, ya que numerosas fuentes otorgan directamente a este nombre el sentido de regresa a San Francisco (su ciudad natal), quizá por la coincidencia con el segundo ideograma de una de las formas utilizadas para referirse en idioma chino a esta localidad (三藩市; jyutping: saam1 faan4 si5; pinyin: sān fān shì).

.

Respecto al desarrollo de su concepción marcial, Bruce prefería referirse al concepto de kung fu (功夫; jyutping: gung1 fu1; pinyin: gōng fu) directamente como gung fu, la romanización más cercana al idioma cantonés; sus escuelas de formación se denominaron Jun Fan Gung Fu Institute y fueron abiertas en Seattle (1963), Oakland (1964) y Los Ángeles (1967). Solía utilizar el concepto genérico gung fu, que significa trabajo/esfuerzo (en el sentido de maestría o habilidad especialmente destacable a la hora de desempeñar una tarea, fruto directo del esfuerzo dedicado a ella) y se aplica a cualquier disciplina realizada con brillantez, sea marcial o no. Según la explicación del propio Lee, “en el sentido de arte marcial, gung fu quiere decir entrenamiento y disciplina encaminados hacia la realidad última del objetivo, tanto si este consiste en la promoción de la salud, como en el cultivo de la mente o en la defensa personal”.

.

De este modo, respecto a las artes marciales procedentes de china, Bruce contribuyó enormemente a la popularización del término kung fu/gung fu por encima de otros, tales como:

wu shu (tradicional 武術 -jyutping: mou5 seot6-; simplificado 武术 -pinyin: wŭ shù-) que significa “arte/técnica (術, 术) marcial (武)”;

– kuo shu (tradicional 國術 -jyutping: gwok3 seot6-; simplificado 国术 -pinyin: guó shù-) que significa “arte/técnica (術, 术) nacional (國, 国)”;

– chuan fa (拳法), literalmente “ley/método/código (法) del puño (拳)”.

.

Como emblema para su concepción marcial, Bruce Lee utilizó el símbolo tai chi (representado por primera vez hace tres mil años), más conocido en occidente como símbolo yin-yang; en tradicional 太極圖 (jyutping: taai3 gik6 tou4) y en simplificado 太极图 (pinyin: tài jí tú):

太 (jyutping: taai3; pinyin: tài) significa inmenso/supremo/lo más grande;

el segundo carácter (tradicional: 極 -jyutping: gik6-; simplificado 极 -pinyin: jí-) significa extremo/polo;

el tercer carácter (tradicional 圖 -jyutping: tou4-; simplificado 图 -pinyin: -) significa diagrama/dibujo.

.

Por lo tanto, el símbolo tai chi se podría traducir como diagrama de los extremos supremos; en occidente, esos extremos se denominan yin y yang (tradicional: 陰陽 -jyutping: jam1 joeng4-; simplificado: 阴阳 -pinyin: yīn yáng-). Podemos conceptualizar la parte oscura (yin) como sombrío/oculto/negativo y la parte blanca (yang) como luminoso/visible/positivo. Esa grafía circular (☯) seccionada en dos mitades complementarias, simultáneas e interdependientes perfectamente acopladas entre sí, donde cada una de las dos partes contiene algo de la otra, refleja la necesidad de permanecer en equilibrio, sin inclinación hacia una idea estática o su contraria. Con la intención de enfatizar el constante proceso de cambio y adaptación, Bruce Lee añadió dos flechas que aportan al conjunto la sensación de dinamismo, constante actividad, movimiento. De su filosofía podemos extraer que propugnaba una visión global (total) de las artes marciales (y de la propia vida) que necesariamente respondiese a una permanente revisión y adaptación; esa es la única forma de mantenernos en la acción de seguir conociendo. En sus propias palabras: “el conocimiento está fijado en el tiempo, mientras que conocer es algo continuo; el conocimiento procede de una fuente, de un acopio, de una conclusión, mientras que conocer es un movimiento”.

.

A la hora de hablar del nombre que Bruce escogió para representar su visión de las artes marciales (algo que para él acabaría siendo “tan solo un nombre“) resulta valioso rescatar ciertas palabras de una carta personal que dirigió a su alumno Taky Kimura en 1965; en ella teorizaba sobre la puesta en marcha de una revolucionaria concepción global de las artes marciales, literalmente “un sistema total, que lo abarque todo pero que esté regido por la sencillez” y aseguraba que todo se concentraría “en el ritmo irregular y en el modo de alterar e interceptar el ritmo del adversario de la manera más rápida y eficaz“.

.

Dos años después, allá por 1967, utilizó por primera vez la expresión jeet kune do (截拳道; jyutping: zit6 kyun4 dou6; pinyin: jié quán dào,), que puede traducirse como el camino del puño interceptor…


leer_mas_pdf ◄ Volver Atrás