Poli Díaz regresa, renacido, al pugilismo

Por Roberto Stephan
.
La parábola del hijo pródigo describe unos de los pasajes de Jesús de Nazaret en el Nuevo Testamento, Evangelio de Lucas, capítulo 15, versículos del 11 al 32. En ocasiones un hombre ha de tomarse un tiempo para la redención consigo mismo y los demás. No debe de ser sencillo encontrar ese lugar y establecer una tregua con el yo interior y el mundo que nos rodea. Policarpo Díaz Arévalo el mítico “potro de vallecas” por fin y después de muchos años en lucha consigo mismo ha encontrado ese nirvana, en el cual ha perdonado cuanto tenía que perdonar, y logrado un estado de liberación ante tanto sufrimiento adquirido.
.
Cual ave fénix resucita de sus cenizas el gran Poli Diaz, el boxeador más carismático de la historia española para muchos, regresa desde su retiro en las Islas Canarias donde tiene su cómodo lugar de residencia para afrontar una serie de nuevos proyectos y una ambiciosa etapa como preparador impartiendo seminarios, dando charlas y compartiendo experiencias con todos aquellos aficionados y deportistas que así lo deseen. Sin duda algo excelente para el noble arte español quien a día de hoy está muy escaso de figuras que lo representen con visibilidad.
.
La popularidad del potro de vallecas está más que contrasta, en el día de ayer las redes sociales han sido un hervidero de comentarios, likes, y felicitaciones hacía el veterano campeón. No importan los años que pasen Poli Díaz sigue siendo el boxeador predilecto y más admirado por todos los aficionados y no tan forofos del boxeo, porque algo es evidente en España: ¿alguien no conoce al potro?. Haber sido siete veces campeón de España y ocho de Europa lo dicen todo, un récord que habla por sí mismo y que a día de hoy nadie ha igualado en trayectoria.
.

.
El artífice culpable de este regreso ha sido el CEO de la promotora Unlimited Global Challengers, Antonio Ricobaldi. Quien después de varios meses de pesquisas e investigaciones, tiras y aflojas, ver a unos y otros, pudo dar con el paradero de Policarpo. La historia que hay detrás de este reencuentro es simplemente de película. Ricobaldi siendo un niño recibió una moneda de las antiguas pesetas (denominadas cinco libras) con la cual le obsequio Poli Díaz para que pudiese pagar su entrada al cine, ya que el chavalín no contaba ni con un céntimo en el bolsillo. Cerca de treinta años después Ricobaldi le ha devuelto el préstamo al Campeón. Con aquella entrada el director de UGC visualizo dos filmes legendarios Rambo y Contacto Sangriento, algo que marcaría su vida para siempre.
.
Cuando me encontré con el gran Poli le dije que había hecho casi 2.000 km hasta las islas Canarias para dos cosas. Primero devolverle las 500 pesetas que hacía treinta años me había regalado. Su cara fue de póker. El segundo punto, para hacerle una oferta que no podría rechazar….. y bueno pues aquí estamos“.
.
Mike Tyson
ya ha dejado claro en las redes sociales que se puede estar muy bien de forma física a los 53 años y subirte a un cuadrilátero para combatir de nuevo. Poli Díaz en un principio regresa para impartir sabiduría pero conociendo las inquietudes de un campeón de tal calibre y la sangre de guerrero que corre por las venas de potro indomable. Cualquiera podría pensar que en cuanto recupere forma a los 51 takos podría volver a subirse al ring, y con ello los aficionados seamos testigos privilegiados de presenciar el gran combate que el boxeo le debe a Poli Díaz.
.

Poli Díaz, el potro de Vallecas.

.

A la izquierda: Antonio Ricobaldi, manager y promotor de UGC. A la derecha: Antonio Ricobaldi y Poli Díaz muestran el contrato blindado.

.

Cara de satisfacción entre manager y representado.

◄ Volver Atrás