La pandemia por COVID-19 afecta también al sector de las artes marciales

Por Roberto Stephan
.
El patógeno infeccioso COVID-19 mundialmente y por desgracia ya conocido coloquialmente por el coranavirus ha trastocado por completo nuestro modus vivendi y socialmente operandi a niveles globales. En artes marciales y deportes de contacto siempre se dijo aquello de que no existe enemigo pequeño, y este nocivo e invisible germen lo atestigua pudiéndose considerar como la crisis sanitaria de nuestra era. A día de hoy más de ciento veinte mil infectados en todo el planeta y miles de fallecidos nos han hecho bajar de esa nube de intocabilidad y seguridad ficticia en la que creíamos residir para dejar patente que los seres humanos somos mucho más frágiles de lo que pensamos. Un estado de emergencia sin precedentes en la historia, no por el número de contagios o muertes, pues otras enfermedades como las gripes comunes por citar algunas, causan muchas mas bajas anualmente en el planeta, sino por su rapidez de transmisión y la incapacidad de poder detenerlo pues no existe vacuna o antídoto médico creado al respecto para su erradicación.
.

Precauciones ante la pandemia por coranavirus.

.
En un mundo deportivo ya difícil y sumamente complicado como son las artes marciales y deportes de contacto, este pequeño adversario ha dejado literalmente KO a todo un sistema el cual se presentaba emergente y muy prometedor. Decenas de eventos marciales, principalmente de K1, Muay-Thai y MMA que estaban preparados y con fechas puntuales en España para su realización han quedado suspendidos por esta alerta mundial, y que ha causado unas perdidas económicas por el momento incuantificables en todos los sectores del mercado. Macro compañías internacionales como UFC, GLORY, ONE, BELLATOR, etc, han suspendido todos sus eventos en Europa, EE.UU. y Asia a espera de un cambio en la situación de alerta sanitaria, lo cual se pronostica que va para largo.
.
Hace escasas horas en Estados Unidos la Comisión Atlética del Estado de Nevada (NSAC) votó a favor de suspender todos los eventos deportivos vinculados a los combates boxísticos, veladas de muay-thai, kickboxing y las artes marciales mixtas hasta el 25 de marzo, en una reunión de emergencia que se convocó para abordar el brote de la pandemia. Un sector en alza el cual ha sufrido un revés mortífero y del que a priori va a costar reponerse. Son miles de centros deportivos, clubes y gimnasios los que han cerrado las puertas, y con ellos empujados a un paro forzoso y obligado. Preparadores, entrenadores, peleadores y competidores profesionales o amateurs, y cientos de miles de estudiantes, practicantes, alumnos y pupilos. Marcas especializadas y sponsors de relevancia, una industria en estos momentos totalmente en quiebra y en la cual todo un sector está hundido.
.
El ex luchador y preparador de MMA Luca Franzese, que tuvo un papel como actor en la famosa serie de televisión Gomorra, pidió ayuda en un vídeo que publicó en Facebook tras quedarse casi dos días atrapado en su casa de Nápoles junto al cadáver de su hermana Teresa muerta al contraer la enfermedad. Conor Mcgregor polémico campeón de UFC, el pasado Viernes en una entrevista realizada en Dublín anunció la muerte de su tía materna, a causa del covid-19. Otro mítico artista marcial, famosos actor, y ex-campeón mundial de karate, Chuck Norris, fue diagnosticado como portador infectado de coronavirus. Contra todo pronostico el legendario Ranger de Texas a sus recién cumplidos 80 años fue dado de alta por los médicos y enviado a casa, siendo increíble pero muy cierto que haber llevado una vida saludable y sin dolencias graves es un beneficio a la larga, pues Norris ya había superado don infartos de miocardio antes.
.

Síntomas más habituales de infección.

.
Al igual que las artes marciales comenzaron en el lejano oriente, desde China llegó este enemigo despiadado el cual no hemos sido capaces de neutralizar por el momento, según dicta el Tao de la Guerra de Sun Tzu “el que pega primero pega dos veces“, y COVID 19 lo ha hecho, pero también el gran maestro Tzu comentó que “la mejor defensa es un buen ataque“. Los seres humanos solemos sacar lo mejor de nosotros cuando estamos en peligro, solamente aislándonos, concentrando esfuerzos y cumpliendo con las directrices de las autoridades sanitarias a rajatabla podremos superar esta crisis mundial y volver a la normalidad lo antes posible.

◄ Volver Atrás