Koppôjutsu. El arte de ataque a los huesos

Por Luis Nogueira Serrano
Presidente European Bugei Society
Fûryûkan Bugei Dôjô
www.bugei.eu
.
Si en la pasada edición (El Budoka 2.0 nº46) presentamos el Kenpô, una disciplina algo desconocida en el ámbito tradicional, queremos en la presente publicación hablar del Koppôjutsu, el arte de atacar y destruir los huesos. Su traducción, aunque no literal, es suficientemente elocuente para ser una las disciplinas por la que más gente se interesa. Sin embargo, es una materia harto desconocida para el artista marcial, rasgo que comparte con el Kenpô, y por ese motivo empleamos estas líneas para aportar algo de luz en su comprensión, pasando por su origen, técnicas y usos.
.
También a modo de advertencia informativa, la transmisión casi secreta de estas técnicas hasta nuestros días ha hecho que las diferentes tradiciones que incorporan estas técnicas tengan rasgos característicos muy distintos y, por lo tanto, animo al lector interesado en recurrir a un conocedor en la materia y evitar el riesgo que deviene de una práctica sin una adecuada supervisión. Yo me encuentro a disposición de atender y aclarar las dudas que encuentre pertinentes.
.
Ahora sí, comencemos primero con el significado literal. Koppôjutsu se compone de tres caracteres:
hone, leído en forma on’yomi como kotsu, y abreviado en ko, y significa hueso
, que significa ley o método
jutsu, que significa arte o técnica
.
Por lo que en conjunto se traduciría literalmente por el arte del método de los huesos. La posible redundancia entre arte/técnica y método, hace que en nos refiramos a él por koppô, y así lo mentaremos de ahora en adelante en este texto.
.
.
Características fundamentales
.
El concepto de “método” tiene una especial relevancia dentro de esta disciplina, ya que, aunque es una disciplina que contiene secuencias de kata tradicionales, se desarrolla principalmente con principios técnicos y conceptos que fundamentan los métodos de los que se compone esta disciplina.
.
Vemos que precisamente dicho carácter de método es un carácter compartido con el de kenpô 拳法 (método de los puños), y no es una casualidad, pues ambos dos son disciplinas eminentemente de impacto. Esto es uno de los conceptos más importantes, pues es habitual confundirlo con un arte de manipulación articular como lo son las artes de arresto como el jûjutsu 柔術. Es cierto que el koppô va a buscar posiciones que pudieran asemejarse a controles de las extremidades, pero simplemente son posiciones de debilitamiento de postura para golpear y fracturar. Se dice que estas posiciones fueron influencia posterior del jûjutsu que inspiró a técnicas y movimientos novedosos dentro del koppô.
.
Aclaramos entonces que, el impacto busca fisurar o romper el sistema esquelético, es decir, el sistema estructural, y eso lo consigue a través de fisuras y roturas de los huesos. Los dislocamientos y luxaciones pueden emplearse, pero no es el objetivo principal de esta materia, ya que como veremos, las consecuencias a largo plazo son muy inferiores. De hecho, existe una disciplina paralela, de menor entidad, conocida como shitôjutsu 指刀術 (lit. arte de emplear los dedos como espada) que tiene como objetivo el ataque a tejidos blandos, causando desgarros, distensiones y erosiones en músculos, tendones o la misma piel, mediante impactos y pinzamientos.
.
Entendemos entonces que el impacto no se desarrolla como tenemos normalmente asociado: un lanzamiento balístico amplio de puños, codos, piernas, etc., que “choca” contra un objetivo. No, el koppô emplea una metodología de impacto corto que implica todo el cuerpo para sacar máxima potencia en encajes que el hueso no pueda resistir. También puede hacerse a la inversa, es decir, que el enemigo sea el que haga el movimiento y nosotros recibimos o interceptamos.
.
Para golpear no solo emplearemos los manidos nudillos, sino antebrazos, codos, caderas, incluso empleando dobles acciones contrapuestas. Estas acciones contrapuestas pueden ser realizadas con dos partes del cuerpo del atacante, por ejemplo, tronco y brazo, o el cuerpo y el suelo o la pared, o, finalmente, conduciendo al oponente en un movimiento o proyección que encuentra un punto de bloqueo…


leer_mas_pdf ◄ Volver Atrás