Entrevista: G.M. Geoff J. Booth

Por José Luis Rueda
hapkidosevilla@hotmail.com
.
.
Un guardián del Hapkido, on the road
.
Llevamos varios días entrenando seis horas diarias en la ciudad del mariachi y los tacos. El Gran Maestro, que ha preferido que hagamos la entrevista en su habitación de hotel, desliza la cortina hacia un lado y ahí, imponente, se presenta la noche jaliscense. Las vistas, el silencio respetuoso previo y el recuerdo latente de lo vivido días atrás, hacen prever que, efectivamente, el momento de esta entrevista será algo histórico en las vidas de los allí presentes. Encendemos la grabadora y comenzamos:
.
Maestro Geoff ¿Qué es un ITS y qué aporta al Hapkido?
ITS significa International Training Seminar (Seminario internacional de entrenamiento) y la idea siempre ha sido reunir a multitud de hapkidoins de todo el mundo para un entrenamiento de alta calidad, libre de actos institucionales y de políticas.
.
Usted es uno de los guardianes del Hapkido. Ha viajado por todo el mundo enseñando y ha visto mucho Hapkido. En su opinión, ¿cómo se encuentra el Hapkido en el mundo?
No estoy seguro de si quieres que conteste a esta pregunta. Creo que Hapkido está en una mala posición. Demasiados maestros dejan de lado la calidad. Es muy fácil comprar grados y certificados, y la gente no quiere entrenar para ganarlos.
.
Sé que esta pregunta puede ser un tanto controvertida, pero usted realmente tiene experiencia para poder responderla con claridad… ¿Qué piensa sobre el origen del Hapkido?
Pienso que hubo dos personas involucradas al máximo nivel. Y la pregunta sería: ¿había en Hapkido todas esas cosas que practicamos ahora? ¿O nada más eran las llaves? Con eso te diría quién es el fundador.
.
Usted es uno de los maestros que más viaja por el mundo, no solo de Hapkido, sino de todas las artes marciales. He estado con él en múltiples países y tiene la virtud de reventarnos en los entrenamientos a la par que nos divierte en los seminarios. Es algo que gusta, que conecta con la gente. Sin embargo, hay muchos “G.M.” que llegan mirando a todos por encima del hombro. ¿Qué opina de esos grandes maestros?
No puedes ser ni maestro ni gran maestro sin alumnos, por lo que si no desarrollas un tejido de alumnos, estás fallando. Creo que el respeto tiene que ser dado para que sea recibido. Así que cualquiera que aprenda Hapkido tiene mi respeto.
.
Varias veces le he escuchado decir que si se cortara las venas, le saldría Hapkido y no sangre. Pero hay mucha gente que no lo ve así, incluso algunos alumnos. ¿Qué hace usted para conseguir que cada vez más alumnos sientan Hapkido y lo vivan?
Hay muy poca gente que realmente crea y esté motivada por algo. Y pienso que si tú lo haces el resto podrá sentirlo. Y la gente quiere eso. La gente apasionada por la religión tiene a gente que la sigue. Así que en mi caso, mi pasión es Hapkido y la gente quiere estar alrededor de eso, quieren aprenderlo, entenderlo.
.
¿Cuál cree usted que es su misión más importante relativa a Hapkido?
Quiero que la gente sea capaz de aprender, entender y disfrutar esto, al menos una pequeña parte de lo que yo. Y la forma de que pueda hacer eso es ir a tanta gente como me sea posible. Es como si fuese un jardinero, a mayor número de semillas plantadas, más frutos pueden recoger.
.
A veces ha ocurrido que cuando los profesores nos agobiamos con temas relativos a alumnos o la política de las organizaciones, podemos llegar a plantearnos dejar el Hapkido. ¿Alguna vez le ha ocurrido?
Aprendí muy pronto que lo mejor es tener por seguro que ninguno de los estudiantes se vea envuelto en la política. Lidiar con la política es mi trabajo. Por lo que protejo a los estudiantes de ello. Así que sabiendo que este es mi trabajo, no tengo que alejarme o plantearme dejarlo porque estoy protegiendo a mi familia.
.
Recuerdo mucho una anécdota que me contaba Kwang Chang Nim Hugo de México sobre su maestro. Cuando se planteó abandonar Hapkido su maestro le dijo: “Bien, si dejas las artes marciales, dejarás de tener una vida extraordinaria para tener una ordinaria”. ¿Qué opina al respecto de esto?
Coincido, la mía es extraordinaria. Y creo que para el que practica Hapkido puede serlo. A través de Hapkido he visto 43 países por lo que he visto muchas cosas increíbles…


leer_mas_pdf ◄ Volver Atrás